No levantes la mirada

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

3 comentarios

Tengo este libro desde hace más de dos años. Siempre he querido leer algo de Ishiguro, pero como suele pasar lo vas dejando y no encuentras el momento para empezar. El día 18 de marzo se estrenó en España la adaptación cinematográfica de la novela, y fue el empujoncito que necesitaba para ponerme a ello. Tras un montón de tiempo sin pasarme por aquí, vengo a contaros lo que me ha parecido esta novela: Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro.

A primera vista, los jovencitos que estudian en el internado de Hailsham son como cualquier otro grupo de adolescentes. Practican deportes, o tienen clases de arte donde sus profesoras se dedican a estimular su creatividad. Es un mundo hermético, donde los pupilos no tienen otro contacto con el mundo exterior que Madame, como llaman a la mujer que viene a llevarse las obras más interesantes de los adolescentes, quizá para una galería de arte, o un museo. Kathy, Ruth y Tommy fueron pupilos en Hailsham y también fueron un triángulo amoroso. Y ahora, Kathy K. se permite recordar cómo ella y sus amigos, sus amantes, descubrieron poco a poco la verdad. El lector de esta espléndida novela, utopía gótica, irá descubriendo que en Hailsham todo es una representación donde los jóvenes actores no saben que lo son, y tampoco saben que no son más que el secreto terrible de la buena salud de una sociedad.

Nunca me abandones es otro ejemplo de esa corriente que ha aparecido en los ultimos años, en la que escritores consagrados deciden aventurarse en el mundillo de la ciencia ficción. Muchos conoceréis La carretera de Cormac McCarthy, que es el ejemplo más representativo. Sin embargo, ¿la novela de Ishiguro es ciencia ficción? Pues sí, pero con matices. Ante todo es una historia de amor y amistad, donde los protagonistas forman un triángulo amoroso y en el que su relación vertebra toda la novela. El triángulo lo forman Kathy, que nos cuenta sus recuerdos a lo largo del libro como narradora, Ruth, su mejor amiga, y Tommy. Pero hay algo muy importante, el ambiente en el que viven y se forman, que a primera vista no dista demasiado de cualquiera de nuestras vidas, pero poco a poco aparecen detalles que nos muestran su realidad y lo que son de verdad.

El libro se divide en tres partes. La primera, cuando eran apenas unos niños y recuerda su vida en Hailsham. La segunda en la que les envían a los Cottages, una especie de campamento rural o granja. Y la tercera en la que Kathy ya trabaja como cuidadora y se enfrentan a su mundo real.

La primera y segunda parte se me hicieron bastante aburridas, tenía la impresión de que lo que leía no importaba para nada, no profundizaba. Habla de los chicos, su relación y lo que ellos percibían pero siempre desde lejos. Las “donaciones” es un tema por el que se pasa de puntillas, ellos lo perciben, pero no se habla de ello. Sinceramente, me costó acabar esa parte, se me hizo cuesta arriba, no sentí apenas interés, más allá de algunas situaciones muy interesantes, como cuando Madane observa a Kathy bailar su canción favorita, Never let me go, y no puede contener las lágrimas. Lo más interesante de esta parte es la relación de Kathy con Ruth, sobre todo por Ruth, un personaje clave en la novela y muy importante para Kathy y Tommy, aunque me resultó insoportable. En cambio la tercera parte me gustó mucho más, en ella todo está más claro, tanto para los protagonistas como para el lector. Aparecen más datos, ya no está todo oculto y empiezas a cuestionarte cosas. ¿Qué pasaría sí…? o ¿Cómo reaccionaría yo si fuera como ellos…? Son estas cuestiones las que le dan valor a la novela y reconozco que las últimas 100 páginas las disfruté muchísimo.

Es un buen libro, pero me resulta difícil recomendarlo, la última parte me encantó, pero también es cierto que estuve cerca de abandonarlo al poco de empezar. Está bien contado, es sencillo y aborda temas como el olvido, el futuro, la ciencia, la amistad y el amor. Al final me pareció interesante y no me arrepiento de haberlo leído. No he podido ver todavía la película, pero su lectura me ha despertado la curiosidad y si se presenta la ocasión la veré. Para acabar os dejo la canción preferida de Kathy: Never let me go, de Judy Bridgewater

Nota: 7

Never let me go

________________________________________________________________________________________

Datos del libro:

Título: Nunca me abandones

Autor: Kazuo Ishiguro

Editorial: Anagrama

Páginas: 360

________________________________________________________________________________________

About these ads

3 pensamientos en “Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

  1. Pues me atraía bastanbte este libro, pero lo de que la primera y segunda parte te haya aburrido, me hace dudar y me quita un poco las ganas de leerlo. Ya veremos…
    Besos

  2. pues si una novela de 360 paginas se te hace cuesta arriba … yo me la lei en dos tardes y si que es una novela lenta donde las interacciones entre los tres personajes son mas importantes que la accion, pero eso depende de loque busques en una historia, a mi me ha gustado bastante.

  3. ¿La primera y la segunda parte aburridas? ¿Cuesta arriba? Sencillamente no será tu tipo de novela, porque -como dice Juan- está muy lejos de ser una novela aburrida. Como en su caso, yo me la leí en cuatro días distintos o así y de manera impulsiva (aunque me decía a mí mismo que ya era de dormir, necesitaba seguir leyendo y leyendo).

    Nada de acuerdo.
    Maravillosa novela, de principio a fin.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.