No levantes la mirada


3 comentarios

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

Tengo este libro desde hace más de dos años. Siempre he querido leer algo de Ishiguro, pero como suele pasar lo vas dejando y no encuentras el momento para empezar. El día 18 de marzo se estrenó en España la adaptación cinematográfica de la novela, y fue el empujoncito que necesitaba para ponerme a ello. Tras un montón de tiempo sin pasarme por aquí, vengo a contaros lo que me ha parecido esta novela: Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro.

A primera vista, los jovencitos que estudian en el internado de Hailsham son como cualquier otro grupo de adolescentes. Practican deportes, o tienen clases de arte donde sus profesoras se dedican a estimular su creatividad. Es un mundo hermético, donde los pupilos no tienen otro contacto con el mundo exterior que Madame, como llaman a la mujer que viene a llevarse las obras más interesantes de los adolescentes, quizá para una galería de arte, o un museo. Kathy, Ruth y Tommy fueron pupilos en Hailsham y también fueron un triángulo amoroso. Y ahora, Kathy K. se permite recordar cómo ella y sus amigos, sus amantes, descubrieron poco a poco la verdad. El lector de esta espléndida novela, utopía gótica, irá descubriendo que en Hailsham todo es una representación donde los jóvenes actores no saben que lo son, y tampoco saben que no son más que el secreto terrible de la buena salud de una sociedad.

Sigue leyendo


8 comentarios

13’99 euros, de Frédéric Beigbeder

Llevaba tiempo con ganas de empezar este libro porque me interesaba el tema. Lo leí hace dos semanas pero una vez reposado os dejo mis impresiones. Se trata de “13’99 euros” de Frédéric Beigbeder.

Novela cruel, panfleto insolente y alegato contra la manipulación consumista, 13’99 euros se convirtió en un auténtico fenómeno de masas en Francia, uno de los mayores best-sellers de los últimos años. Esta novela describe el maravilloso mundo de la comunicación moderna: un mundo en el que se gastan miles de millones para despertar entre personas que no pueden permitírselo el deseo de comprar cosas que no necesitan. Es un libro sobre nuestra sociedad, la vuestra, la mía, la que yo mismo contribuí a forjar durante mis diez años de presencia en las agencias de publicidad, la que todos hemos dejado crecer por despecho.

El libro nada más abrirlo me dio una bofetada. Me dijo, chaval eres un imbécil, despierta, abre los ojos y entérate de toda la mierda consumista que hay a nuestro alrededor. ¿Con este inicio cómo no me podía gustar? Sin embargo que todo eso te lo diga un tío forrado, que se gasta su dinero en droga y placeres primarios, que abandona a su novia cuando espera un hijo suyo y un largo etcétera te hace preguntarte alguna cosa, como por ejemplo… ¿Y tú me llamas imbécil, pedazo de cabrón? (perdón, no he podido evitarlo). Así empieza esto, se titula “13,99 euros”, pero bien se podría titular… “Buscando a Octave Parango”.

Sigue leyendo


5 comentarios

Matadero Cinco, de Kurt Vonnegut

La anterior entrada se la dediqué a mi primera lectura del año, ahora me toca el último libro que leí en 2009. Matadero Cinco, de Kurt Vonnegut.

“Matadero Cinco” catapultó a Kurt Vonnegut como uno de los grandes ídolos de la juventud norteamericana y se convirtió de inmediato en un clásico de la literatura contemporánea. Una historia amarga, conmovedora y a la vez divertidísima, de la inocencia confrontada con el apocalipsis, «una novela con ribetes esquizofrénico-telegráficos», en palabras de su autor. Kurt Vonnegut fue hecho prisionero en la Segunda Guerra Mundial y se encontraba en Dresde cuando esta ciudad fue bombardeada y arrasada por la aviación norteamericana; este hecho le marcó profundamente y decidió escribir un libro en torno a ese tema: “Matadero Cinco”. La historia de un superviviente de la matanza que, muchos años más tarde, es raptado y transportado al planeta Trafalmadore es una de las muchas tramas que se entrecruzan en una obra profundamente innovadora, en la que resplandecen cegadoras metáforas de la nueva era y en la que los pasajes de ciencia-ficción funcionan a la manera de los payasos de Shakespeare.

Sigue leyendo