No levantes la mirada


5 comentarios

¡Todo importa!, de Ron Currie

Hace unas semanas me topé con uno de esos libros que te alegran la existencia. No esperas gran cosa y descubres con sorpresa una lectura que te llega. Pues eso es lo que me ha pasado con este libro, tanto me gustó que me he visto en la obligación de compartirlo y reseñarlo después de tanto tiempo sin aparecer por aquí. Se trata de ¡Todo importa!, de Ron Currie.

Desde su nacimiento, el súper genio Junior Thibodeaux escucha la voz de un coro griego que le transmite una fatal profecía: en treinta y seis años, un cometa arrasará la vida en la Tierra. Sólo él lo sabe, y Junior no para de preguntarse si hay algo que realmente merezca la pena. La misteriosa voz también le confiesa secretos acerca de su familia y Amy, el amor de su vida y su compañera en los actos heroicos que podrían salvar la humanidad. Mientras el mundo se transforma en una extraña nación al borde del fin, Junior provoca un desenlace de lo más inesperado.

Imagina que desde que eres un feto feliz nadando en el vientre de tu querida mamá una voz te cuenta acontecimientos que es imposible que conozcas por ti mismo. Imagina que esa voz te dice el mismo día que naces la fecha y hora exacta en que acabará el mundo y tú no puedes hacer nada para evitarlo. ¿Tendrías una vida normal? ¿Cómo actuarías? ¿Intentarías vivir la vida a tope hasta que llegue ese momento o te deprimirías en cuanto lo recordaras? Algo así es lo que le ocurre a Junior Thibodeau, desde que nació sabe lo que ocurrirá y esta circunstancia le va marcando su vida, su forma de actuar, de pensar y de ser.

Llegué a este libro por casualidad, dos días antes de mi cumpleaños recibí la llamada de mi tío para preguntarme qué libro quería que me regalara. Como no tenía ni idea, me puse a buscar y así di con él. A primera vista me pareció una chorrada lo del fin del mundo, pero enseguida vi que era la excusa para contar una historia interesante y cómo un hecho excepcional puede marcar el resto de tu vida. Así me paseé por la vida de Junior, desde su más tierna infancia hasta su fin, conociendo a sus padres, a su queridísima Amy, a su hermano Rodney, con un talento innato para el béisbol y posiblemente mi personaje favorito, a su “asistente-supervisor” Sawyer que le consigue todo lo imaginable y más, y otros tantos, cada uno desempeñando su pequeño papel en la vida y mente de Junior.

Pero la vida de Junior no es fácil, oír esa voz y saber lo que va a ocurrir sin poder compartirlo con el resto por miedo a que le tilden de loco o le abandonen no hace que tenga una vida sencilla. Además sufre una serie de reveses que marcarán su forma de ser, fundamental para entender su comportamiento a lo largo de toda la historia. Pero Ron Currie logra de la forma más original arrancarnos sonrisas, momentos locos, divertidos a la vez que trágicos y todo condimentado con buenas dosis de humor negro.

Por poner una pequeña pega, hay momentos que están un poco fuera de control, quizás demasiado locos, a mí esos momentos me gustaron mucho porque estaba metido de lleno en la dinámica y fueron trepidantes, pero puede que a los lectores que les cueste empatizar con personajes o les cuesta despertar su imaginación no les guste tanto. Yo recomiendo leer, soltarte, disfrutar y no hacer preguntas; sólo lee.

Hacía mucho que no disfrutaba tanto de un libro, no ha sido una historia ajena, sino que el autor ha conseguido meterme de lleno, que Junior fuera reconocible y muy cercano a mí llegando a emocionarme, reír y disfrutar como un niño. Os lo recomiendo encarecidamente, ha sido un hallazgo excepcional y si tenéis la posibilidad de leerlo no lo dudéis.

Nota: 9

_____________________________________________________________

Datos del libro:

Título: ¡Todo importa!

Autor: Ron Currie

Editorial: Seix Barral

Páginas: 488

_____________________________________________________________

Anuncios


3 comentarios

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

Tengo este libro desde hace más de dos años. Siempre he querido leer algo de Ishiguro, pero como suele pasar lo vas dejando y no encuentras el momento para empezar. El día 18 de marzo se estrenó en España la adaptación cinematográfica de la novela, y fue el empujoncito que necesitaba para ponerme a ello. Tras un montón de tiempo sin pasarme por aquí, vengo a contaros lo que me ha parecido esta novela: Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro.

A primera vista, los jovencitos que estudian en el internado de Hailsham son como cualquier otro grupo de adolescentes. Practican deportes, o tienen clases de arte donde sus profesoras se dedican a estimular su creatividad. Es un mundo hermético, donde los pupilos no tienen otro contacto con el mundo exterior que Madame, como llaman a la mujer que viene a llevarse las obras más interesantes de los adolescentes, quizá para una galería de arte, o un museo. Kathy, Ruth y Tommy fueron pupilos en Hailsham y también fueron un triángulo amoroso. Y ahora, Kathy K. se permite recordar cómo ella y sus amigos, sus amantes, descubrieron poco a poco la verdad. El lector de esta espléndida novela, utopía gótica, irá descubriendo que en Hailsham todo es una representación donde los jóvenes actores no saben que lo son, y tampoco saben que no son más que el secreto terrible de la buena salud de una sociedad.

Sigue leyendo


5 comentarios

Botchan, de Natsume Sōseki

Hace ya varios meses que se inauguró el Club de Lectura de Cargada de Libros, pero como este blog es tan joven, hoy voy a reseñar por primera vez un libro que elegimos en el CDL^2. Se trata de Botchan, de Natsume Sōseki.

Botchan es un indiscutible clásico de la moderna literatura japonesa y, desde hace más de cien años, una de las novelas más celebradas por los lectores de aquel país. Considerada el Huckleberry Finn nipón, y comparada también con El guardián entre el centeno, narra las aventuras de Botchan, un joven tokiota descreído y cínico, alter ego de Soseki, al que mandan como profesor a una escuela rural situada en la remota isla de Shikoku. En su nuevo destino pronto se topará con una serie de insólitos personajes, como el jefe de estudios «Camisarroja» o el «Calabaza», un triste profesor de ciencias de aspecto enfermizo y ánimo sombrío. Pero sobre todo se verá obligado a hacer frente a una auténtica caterva de fieros alumnos asilvestrados, que se consagrarán a hacerle la vida imposible.

Sigue leyendo