No levantes la mirada


3 comentarios

Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro

Tengo este libro desde hace más de dos años. Siempre he querido leer algo de Ishiguro, pero como suele pasar lo vas dejando y no encuentras el momento para empezar. El día 18 de marzo se estrenó en España la adaptación cinematográfica de la novela, y fue el empujoncito que necesitaba para ponerme a ello. Tras un montón de tiempo sin pasarme por aquí, vengo a contaros lo que me ha parecido esta novela: Nunca me abandones, de Kazuo Ishiguro.

A primera vista, los jovencitos que estudian en el internado de Hailsham son como cualquier otro grupo de adolescentes. Practican deportes, o tienen clases de arte donde sus profesoras se dedican a estimular su creatividad. Es un mundo hermético, donde los pupilos no tienen otro contacto con el mundo exterior que Madame, como llaman a la mujer que viene a llevarse las obras más interesantes de los adolescentes, quizá para una galería de arte, o un museo. Kathy, Ruth y Tommy fueron pupilos en Hailsham y también fueron un triángulo amoroso. Y ahora, Kathy K. se permite recordar cómo ella y sus amigos, sus amantes, descubrieron poco a poco la verdad. El lector de esta espléndida novela, utopía gótica, irá descubriendo que en Hailsham todo es una representación donde los jóvenes actores no saben que lo son, y tampoco saben que no son más que el secreto terrible de la buena salud de una sociedad.

Sigue leyendo

Anuncios


5 comentarios

Botchan, de Natsume Sōseki

Hace ya varios meses que se inauguró el Club de Lectura de Cargada de Libros, pero como este blog es tan joven, hoy voy a reseñar por primera vez un libro que elegimos en el CDL^2. Se trata de Botchan, de Natsume Sōseki.

Botchan es un indiscutible clásico de la moderna literatura japonesa y, desde hace más de cien años, una de las novelas más celebradas por los lectores de aquel país. Considerada el Huckleberry Finn nipón, y comparada también con El guardián entre el centeno, narra las aventuras de Botchan, un joven tokiota descreído y cínico, alter ego de Soseki, al que mandan como profesor a una escuela rural situada en la remota isla de Shikoku. En su nuevo destino pronto se topará con una serie de insólitos personajes, como el jefe de estudios «Camisarroja» o el «Calabaza», un triste profesor de ciencias de aspecto enfermizo y ánimo sombrío. Pero sobre todo se verá obligado a hacer frente a una auténtica caterva de fieros alumnos asilvestrados, que se consagrarán a hacerle la vida imposible.

Sigue leyendo